"... apasionados de la palabra, de los sentimientos... De todo aquello que hace que la vida sea mejor. Con gusto mediador"
Hola:
Somos Sebastián García y Carmen Sánchez, y en esta segunda etapa de nuestras vidas surge la idea de crear "Con Actitud y Media". Psicólogo y abogada que tienen como nexo en común la pasión por la mediación, la ilusión de hacer que la vida sea mejor con la palabra y la cultura del acuerdo.
Este es nuestro momento de "desaprender para aprender", como tantas veces nos ha dicho nuestro querido Javier Alés Sioli, y nos encantaría compartirlo con todos vosotros, con toda la ilusión del mundo. Intentaremos desde una frase diaria, comentar, contar... reflexionar en definitiva para hacer que "cada día cuente". Contaros también nuestros logros y nuestros avatares. Os esperamos.

viernes, 30 de mayo de 2014

30 de Mayo de 2014
Los cuatro acuerdos de la sabiduría tolteca.





Hoy viernes, último de mes, fiesta de San Fernando, os propongo que  leáis con detenimiento estos cuatro acuerdos de la sabiduría tolteca.

No hay nada nuevo, no hay nada que no sepamos ya, pero siempre es bueno recordarlas, seguro seguro que nos ayuda a tener una vida más plena y con menos problemas.

"La vida es más sencilla de lo que parece, no supongas, pregunta; se auténtico, respétate y respeta a los demás; haz las cosas lo mejor que puedas de esa forma no te arrepentirás de nada; no todo va contra ti, en muchas ocasiones se lastima más el que da que el que recibe".

Sabios consejos para un buen fin de semana, el último del mes de Mayo. Comenzamos uin nuevo mes y con él nuevas ilusiones y proyectos. 
Felicidades a todos los Fernandos y.... Fernandas, que alguna habrá.

¡Hasta el mes que viene!

Una foto de La Bioguia.
Añadir leyenda
ddd




eee




miércoles, 28 de mayo de 2014

28 de Mayo de 2014
Educar en....emociones.




¿Por qué es importante educar en emociones?


Las emociones nos aportan información sobre nuestra relación con el entorno. Experimentamos alegría o satisfacción cuando las cosas nos van bien, y tristeza o desesperanza, cuando sucede todo lo contrario, como pérdidas o amenazas.

Cada vez que experimentamos una emoción, podemos crear pensamientos acordes a esta, interviniendo además nuestro sistema nervioso como el preparador del organismo para la mejor respuesta. Las emociones son como un sistema de alarma que se activan cuando detectamos algún cambio en la situación que nos rodea; son recursos adaptativos que los seres humanos presentamos, y que dan prioridad a la información más relevante para cada uno, activando así diferentes procesos que nos permitirán dar una respuesta

En la infancia, experimentar emociones positivas con frecuencia, favorece el posible desarrollo de una personalidad optimista, confiada y extrovertida, sucediendo lo contrario con la vivencia de emociones negativas. Así una adecuada educación emocional, permitirá adquirir destrezas para el manejo de los estados emocionales, reducir las emociones negativas y aumentar en buena medida, las emociones positivas.

Una buena educación emocional conlleva todo un proceso de aprendizaje en el que se va construyendo la visión del mundo, de nosotros mismos y cómo nos manejamos. Además cada experiencia que vivimos tiene un tono emocional, agradable o desagradable. 

Con un desarrollo adecuado de las emociones podremos: 
-Recuperarnos antes en el tiempo de la experimentación de emociones negativas.
-Adoptar una actitud positiva ante la vida. 
-Ser más optimistas, pero no en exceso. 
-Saber expresar nuestros sentimientos. 
-Tener una autoestima realista. 
-Presentar capacidad de cooperación y una buena resolución de conflictos.


Sabiendo todo esto, ¿a qué esperamos para darle a nuestros hijos una buena educación
........emocional






Tan importante como la otra.


lunes, 26 de mayo de 2014

26 de Mayo de 2014
Según el cristal con que te mires.


Nos dice Mª Jesús Alava, psicóloga, que ser feliz no depende tanto de lo que nos pasa como de la forma en que nos contamos la película de lo que nos pasa", y es verdad.

Saber perdonarse, no tener miedo a cometer errores y quererse bien son algunas de las claves para ser felices.

Pongamos dos ejemplos de actitudes, dos mujeres hablándose a si mismas, y valoremos:


A.- "Cuando me miro al espejo veo una mujer mayor, llena de arrugas, con cara de cansada y sin brillo en los ojos. Todos mis sueños se han desvanecidos, no he servido para llevarlos a cabo. Me casé y me convertí en una simple ama de casa, sin aspiraciones. Mis hijos se han marchado, y yo ahora siento que no sirvo para nada. Me siento vacía y frustrada".

B.- "Cuando me miro al espejo veo una mujer madura, con los signos propios de mi edad, mis arrugas de reírme y de llorar, y con el brillo en los ojos de una persona cansada y orgullosa de ello. He podido cumplir alguno de mis sueños y he realizado cosas muy importantes. He formado una familia y tengo unos hijos maravillosos, que gracias a Dios,se han ido marchando para formar su propia familia. Tengo mucho por hacer,todavía soy joven, y ahora tengo tiempo para ello. Ahora realizaré aquellos cosas que me quedaron por hacer. Valgo para eso y mucho más".

Las personas pesimistas, negativas, que dan vueltas a hechos del pasado pocos satisfactorios, tienen más dificultad para ser felices.

Para ser feliz hay que tener la autoestima alta y para eso te tienes que sentir segura y contenta contigo misma, tienes que ser capaz de perdonarte, de quererte.



Viendo estos dos ejemplos anteriores, cual de las dos mujeres será feliz con su nueva situación,¿la mujer A, o la mujer B?, no es muy difícil, ¿no?

viernes, 23 de mayo de 2014

23 de Mayo de 2014
El arte de amargarse la vida.


Hace unos días leyendo un artículo muy interesante sobre la salud, di con una historia de Paul Watzlawick, psicólogo, en su libro titulado igual que he titulado este artículo.

La historia te hace reír, pero te das cuenta la cantidad de veces que actuamos de igual forma. Que verdad es que lo que sentimos depende de lo que pensamos.

"Un hombre quiere colgar un cuadro. tiene un clavo, pero le falta el martillo
. El vecino tiene uno y decide pedírselo prestado. Pero le asalta una duda. ¿Y sino quiere prestármelo? Ayer me saludó como distraído. Quizá alberga algo contra mí. ¿Qué puede ser?   Yo no le he hecho nada. Algo se le habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiese prestada una herramienta yo se la dejaría. ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro?. Tipos como este le amargan a uno la vida. Seguro que piensa que dependo de él. Y todo porque tiene un martillo. Desde luego, es el colmo. Sale precipitadamente hacia la casa del vecino. Llama al timbre, se abre la puerta y antes de que el vecino pueda decir buenos días, le grita furioso: ¿Sabe lo que te digo? ¡que se puede usted quedar con su martillo!"

Tiene su gracia, parece sacado de una obra de los Alvarez Quintero que tanto me gustan.

El problema es que sucede con más frecuencia de lo que debiera.
Se hacen interpretaciones sobre cómo se sienten los demás y qué les motiva a ello, en lugar de preguntarles directamente. Hacemos interpretaciones de cómo reacciona la gente ante nuestra  propia actuación. Creemos que los demás sienten y reaccionan a los sucesos de la misma forma que nosotros.






¡Que equivocados estamos!, seamos más simples.....






Buen fin de semana, y para lo "futboleros": que gane quien gane, lo disfruten, ¡suerte!.

martes, 20 de mayo de 2014

21 de Mayo de 2014
GRATITUD


Hoy, como tantos miércoles, cedo la palabra a mi compañero Sebastián, en éste, su "rincón del psicólogo", no sin antes darle la enhorabuena por el éxito de su curso, adelante.



Esto mismo es lo que siento en estos momentos al estar recogiendo un sinfín de felicitaciones por el curso que sobre "El control y manejo de la emociones en Mediación" estoy recibiendo de mis alumnos/compañeros psicologos.
Y como se que muchos de los seguidores de este blog, son también convencidos fans de la Mediación, me voy a permitir aprovechar este foro para apuntar algun detalle sobre la línea argumental del curso en cuestión:

1º El conflicto, que es inevitable, no es negativo, aunque si lo puede ser la forma de gestionarlo, y tiene componentes visibles y ocultos

2º Todo conflicto es gestionable a través de la Mediación.

3º Todo conflicto surge en medio de emociones y genera nuevas emociones en las partes.

4º En mediación es imprescindible lograr que afloren las emociones y manejarlas

5º El mediador, tenga la formación de origen que tenga, deberá formarse para llegar a ser un experto en el control y manejo de las emociones.


Sólo en el momento en que las emociones afloran en el proceso, se consigue que las partes hablen de sus necesidades (parte oculta del conflicto), y sólo cuando esta comunicación tiene lugar, se produce una situación tan nueva y creativa que permite hablar de cualquier cosa, incluidos los intereses que les enfrentaron.



Esta quizás sea la mejor parte de la mediación y también la más gratificante para los mediados y el mediador.

lunes, 19 de mayo de 2014

19 de Mayo de 2014
El Encantador de perros y.....de personas.




Los que me conocen saben que hace casi tres años que tengo perro. Alguna vez lo he nombrado en algún artículo pero no por eso me gusta el programa de César Millán.

Ya antes de tener perro nos aficionamos a verlo y me entusiasma. Siempre he dicho que más que educar a los perros, educa a los dueños.

Me gusta como intenta hacernos líderes de la manada, como él dice. Me gusta su humildad, su saber estar, su escucha activa, su psicología canina y humana.


El no juzgar el pasado, si no que plantea el futuro.

Tiene cualidades de un buen mediador, y es la escucha activa, la imparcialidad, el saber con sus técnicas conectar ambos lados, oyendo, observando para llegar a que en el futuro la relación entre ellos sea duradera, fructífera, estable y sobre todo lleguen a entenderser mejor.

Viendo el programa aprendo, no solo a tratar mejor a mi perro, si no también a tratar mejor a las personas. César hace que las cosas parezcan más fáciles. Con sus métodos consigue que tanto unos como otros tengan una segunda oportunidad y eso tiene un valor impagable.

He llegado a ver en su programa situaciones límites, que sin su colaboración hubiesen terminado de una manera completamente diferente y en ocasiones sacrificando al animal.

Es una satisfacción saber que hay personas que tienen la facilidad de ver en los demás lo que otros no han conseguido ver. Sacar lo mejor de ellos y hacer que sus vidas cambien para mejor, sin reproches, sin mirar el pasado, teniendo el presente como único maestro para seguir adelante.

Seamos líderes de nuestras manadas, y para ello


hace falta seguridad en uno mismo y confianza en los demás,
dos cualidades difíciles pero no imposibles (te lo digo yo, que por ser perro,  de eso se un montón,guau, guauuuuu...).





viernes, 16 de mayo de 2014


16 de Mayo de 2014
El punto negro






Puede que no todo el mundo tenga facilidad para ver la parte positiva de las cosas, puede que sea más cómodo ver lo malo, lo puntilloso, el problema, puede que nos guste ver lo que no hay y no lo que hay, puede que sea más políticamente correcto hacerlo así, puede que lo bueno nos moleste, puede....

Lo que si es seguro es que esta crisis ha traído como bueno el que nos demos cuenta de lo que tenemos y lo valoremos más. Hoy el que tiene un trabajo lo grita a los cuatro vientos en vez de quejarse por ello, y si es mileurista, feliz, no como antes, que eran unos desgraciados.

En fin, si sacamos lo positivo de esta etapa que estamos pasando, puede ser el ver las cosas de distinta manera.

Esta historia define muy bien lo que acabo de explicar, ¿qué examen hubiérais hecho vosotros?......




Cierto día, un profesor entra al aula y les dice a los alumnos que se preparen para un examen sorpresa.


Todos estaban nerviosos, mientras el Maestro iba entregando la hoja del examen con la parte frontal hacia abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba.


Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que dieran vuelta a la misma y vieran el contenido.

Para sorpresa generalizada era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro.

Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo:- “Ahora vais a escribir una redacción sobre lo que estáis viendo en ese papel.“Todos se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían.

Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta.

Sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.
Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera:
- ” Este examen no es para dar una nota, os servirá como lección de vida.
Nadie habló de la parte blanca de la hoja, que como veis es la que mayor superficie ocupa, habéis centrado la atención en el punto negro…!”
Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero, centramos la mente y la conciencia en los puntos negros !
La vida está llena de cariño y amor, siempre tenemos sobrados motivos para alegrarnos, por nuestra familia, por los amigos que nos apoyan, por los milagros que nos suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro.
Ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar o amigo, la corrupción de nuestra clase política…etc.
Los PUNTOS NEGROS son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente en todo momento.

Este año será BUENO o MALO, no en función de nuestras circunstancias externas, y negatividad ajena, SINO EN FUNCIÓN DEL USO QUE HAGAMOS DE LAS 365 OPORTUNIDADES QUE TENDREMOS A LO LARGO DE EL.



Como dice Luis Galindo, hablemos más de las cosas buenas y siempre hay un motivo para reilusionarnos todos los días, 





y, "pa lante" como los de.......








Buen fin de semana y felicidades a todos los sevillistas, oeoeoe....
Me gusta ·  · 

miércoles, 14 de mayo de 2014

14 de Mayo de 2014
Una emoción muy peculiar (Los Celos)



Los celos representan una actitud que combina diversas emociones, principalmente ira, tristeza y miedo. Para entender mejor en que consisten podemos echar una mirada al primer momento de nuestra vida en que aparecen:

Los celos ante la llegada de un nuevo hermano


La llegada de un nuevo bebé al hogar es un motivo de placer y alegría que va a suponer muchos cambios en la organización familiar en general. Nuevos horarios, nuevas rutinas, cambios en los tiempos que se dedican a cada una de las tareas…. Aunque positivo, este estrés, queda paliado por el cariño que los miembros de la familia sienten por el pequeño al que esperaban desde hace tiempo. Pero, ¿todos los miembros lo esperaban? Tal vez el rey de la casa, su hermano, no sienta tanta ilusión ante su llegada...

 En cierto modo, puede considerarse normal que un niño muestre celos ante la llegada del nuevo hermanito.

Este acontecimiento puede traer consigo cambios en su comportamiento. Por ejemplo, puede mostrarse más desobediente que de costumbre, negarse a separarse de sus padres (especialmente de la madre) oponiéndose a ir al cole o a otros lugares donde sus padres no vayan con él y se queden con su hermano, o buscar atención y cariños de forma más acentuada (por ejemplo llorando más a menudo). 

Si no se otorga excesiva importancia a este tipo de comportamientos y se manejan de una manera adecuada, acabarán desapareciendo progresivamente de forma espontánea.

En este sentido es importante que en ningún caso se castiguen los celos del pequeño y las conductas asociadas. Cuando estas aparezcan debemos extinguirlas (ignorándolas en la medida de lo posible) y reforzar o premiar aquellas conductas deseables (por ejemplo hablar bien de su hermanito, cuidarle, no enfadarse si tenéis que pasar tiempo con él, etcétera).


¿Porqué no tratamos de hacer lo mismo con el adulto presa de celos?

Tema interesante, trataremos de dedicarle otro artículo. Diferenciar cuando son celos normales, los que se pasan cuando la persona se habitúa a ese cambio, como los que hemos descrito, y los celos enfermizos


que ocasionan tantas desgracias, y que son vistos de forma tan natural entre nuestros jóvenes.

lunes, 12 de mayo de 2014

12 de Mayo de 2014
Razonablemente mentiroso.



¿Es la sinceridad una virtud?, ¿puede ser la mentira en determinadas ocasiones una virtud también?

No hablo solamente de aquellas mentiras piadosas que todos en alguna ocasión hemos utilizado para salir de un apuro o para librarnos de un compromiso. No, me refiero a mentiras de las grandes, de las hechas a conciencia, de las trabajadas y más que meditadas.

¿Puede ser positiva la mentira? Hay muchos autores que así lo piensan.

Daniel Goleman en su libro "Inteligencia Emocional" dice que en el amor, por ejemplo, la mentira puede ser más generosa que la verdad.


En una ocasión leí que en los años sesenta Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre establecieron una relación sentimental con unas reglas que ellos consideraban adecuadas a su alto cociente intelectual y a su avanzada visión de cómo debía ser una unión amorosa. Pactaron una relación abierta en la que cada uno podía tener los amantes que se le antojasen con una sola condición: relatarle a la otra parte cómo, dónde y con quién había sido esa escapada sentimental. 
Años más tarde, Simone de Beauvoir, en sus memorias escribiría: "Visto con las perspectiva que da el tiempo, pienso que habría sido preferible que Sartre hubiese tenido la generosidad de mentirme de vez en cuando".

¿Es preferible decir o que te digan siempre la verdad?

A mí, particularmente, miedo me dan aquellos que dicen que van siempre con la verdad por delante o que no tienen pelos en la lengua, porque normalmente te sueltan una bordería o una maldad, resguardados en esa virtud de sinceridad.

Como decía Kant, la virtud está en comportarse con los demás como nos gustaría que se comportaran con nosotros en una situación similar, ni más ni menos.



La virtud está en el término medio y ser razonablemente mentiroso, ¿por qué no?.....

viernes, 9 de mayo de 2014

9 de Mayo de 2014
El que tiene un amigo tiene un tesoro.





Es verdad, el que tiene un amigo tiene algo muy valioso, quizás no lo valoremos lo suficiente o puede que hasta que no lo pierdes no te das cuenta de lo que tenías. Pasa con tantas cosas.....

Esta historia quizás sea conocida por muchos de vosotros, pero no vendría nada mal volverla a leer. Es una situación que se da muy a menudo y en determinadas personas es de lo más natural. 

Que problemas tenemos todos, como dice mi hermana, es verdad, pero que hay personas que creen que los suyos son los más importantes, también.







"Hace tiempo al estar en mi casa, siendo como las 11:00 de la noche, recibí la llamada telefónica de un muy buen amigo mío... me dio mucho gusto su llamada y lo primero que me pregunto fue:
¿Cómo estas? (sin saber porqué lo dije), contesté :"solísimo".
Mi amigo que siempre se ha caracterizado por ser muy perceptivo, me contestó:
esa respuesta quiere decir que te pasa algo... ¿Quieres que hablemos?
Le respondí que sí y me dijo: ¿quieres que vaya a tu casa? y respondí que sí. Colgó el teléfono y en menos de quince minutos él ya estaba tocando a mi puerta...
Pasa, le dije. ¿Quieres tomar algo? Me respondió: pues lo mismo que tú... Rápidamente nos encontrábamos conversando muy a gusto, él empezó con sus clásicas bromas para romper el hielo que me hicieron reír como no lo había hecho en varios días y luego pasamos a la parte seria de la charla, él con su cara de atento me dijo: “anda, cuéntame qué te pasa”.
Yo empecé con mi principal preocupación que era el trabajo, le comenté que me sentía muy presionado por tanto trabajo que ya no aguantaba más.

El como siempre me dio el mejor de los consejos, el ánimo para seguir adelante y no mirar atrás, en general me hizo sentir muy bien.
Cuando terminé ese tema le dije: ¿sabes que? Hay otras cosas que me preocupan... y me dijo sonriendo: “¡pero mi amigo!, para eso estoy aquí, dime todo lo que quieras”.
Total, hablé por horas y horas, de todo, de mi familia, de mi novia, de mis deudas, de todo y él atento siempre, me escuchó, se nos hizo de día yo estaba totalmente cansado sentimentalmente, me había hecho mucho bien su compañía y sobre todo que me escuchara y que me apoyara y me hiciera ver mis errores.
Me sentía muy a gusto y cuando él notó que yo ya me encontraba mejor, me dijo...: bueno, pues me retiro tengo que ir a trabajar... Yo me sorprendí y le dije: ¿pero porque no me habías dicho que tenias que ir a trabajar? Mira la hora que es, no dormiste nada, te quité tu tiempo toda la noche”.
El sonrió y me dijo: no hay problema, para eso estamos los amigos.
Yo me sentía cada vez más feliz y orgulloso de tener un amigo así.

Lo acompañé a la puerta de mi casa... y cuando él caminaba hacia su automóvil le grité desde lejos...: ¡Oye amigo!, y a todo esto... ¿porqué llamaste anoche tan tarde?
El regresó y me dijo en voz baja: “Es que te quería dar una noticia”. Le pregunté: “¿Qué pasó?” y me dijo: “Fui al doctor y me dice que mis días están contados. Tengo un tumor cerebral, no se puede operar, y solo me queda esperar”.
Yo me quedé mudo... él me sonrió y me dijo: “Que tengas un buen día amigo”.
Se dio la vuelta y se fue.
Pasó un buen rato para cuando asimilé la situación y me pregunté una y otra vez, porqué cuando él me preguntó? ¿cómo estás? me olvidé de él y sólo hablé de mí ¿qué habrá pensado él de mis "problemas" cuándo el tenía el suyo?.
Y ni siquiera me lo había dicho.
Porqué yo no pregunté ¿Cómo tuvo la fuerza de sonreírme, de darme ánimos, de decirme todo lo que me dijo, estando él en esa situación? Esto es increíble.

Desde entonces mi vida ha cambiado, suelo ser más crítico con mis problemas y suelo disfrutar más de las cosas buenas de la vida, ahora aprovecho mas el tiempo con la gente que quiero.
Por ejemplo él... todavía vive y procuro disfrutar más el tiempo que convivimos y hablamos, seguir disfrutando de sus chistes, de su locura, de su seriedad, de su sabiduría, de su temple, de mi amigo.




De todo se aprende, y de esta historia también. Escuchemos más y nos daremos cuenta que no somos el ombligo del mundo.



¡Buen fin de semana, de feria o de descanso de ella, ¡a disfrutar....de los amigos!



miércoles, 7 de mayo de 2014

7 de Mayo de 2014
¿Tienes dependencia emocional?




Desde un punto de vista filosófico, todo ser humano es único e irrepetible, es decir, cada persona es individual más allá de su carácter relacional. 
La verdadera felicidad en la vida reside en encontrar el equilibrio que surge de poder estar bien con uno mismo, cultivar los momentos de soledad, y también, tener relaciones sociales de amistad, familia y amor. En esencia, todo ser humano debe apostar por su propia autonomía e independencia desde un punto de vista emocional para vivir.

Sin embargo, existen situaciones en las que se produce el efecto contrario.

Existen parejas que tienen un alto grado de dependencia emocional o también, existen madres que tienen tal apego hacia sus hijos que se asustan ante la idea de que los niños crezcan, también se puede producir una dependencia emocional respecto del trabajo, e incluso existen adicciones como el tabaco, el alcohol, el juego… Toda adicción es una dependencia que limita tu vida. En cualquier tipo de dependencia, la persona intenta cubrir de esta forma, al volcarse en otra persona o actividad, otros vacíos que tiene dentro de sí misma. Pero en vez de afrontarlos, desvía su foco de atención hacia un bien, en apariencia, más gratificante.

Sin embargo, toda dependencia, como indica su propio nombre, tarde o temprano deriva en una situación asfixiante, en donde falta libertad interior. ¿Cuáles pueden ser los síntomas de un problema de codependencia emocional? Baja autoestima, cambios bruscos de estado de ánimo, miedo al cambio, idealización excesiva de otra persona, baja tolerancia hacia la frustración y un bajo concepto de sí misma, incapacidad para poner límites en ciertas relaciones.

Las personas dependientes no viven de verdad su propia vida porque se centran de una forma desmedida en los demás. Por tanto, conviene tomar conciencia de que el tiempo pasa y no vuelve. 

Utiliza la inteligencia emocional. Vive tu vida, incluye a los demás en tu mundo, comparte, déjate conocer, ama en libertad, crece como persona, evoluciona… Pero no quieras fusionarte hasta el extremo con la personalidad de otra persona por mucho que le admires, porque además de ser imposible, este camino solo causa dolor e infelicidad: tú eres el centro y motor de tu vida.




¡Tu eres única, el original, no te conformes con una copia!

lunes, 5 de mayo de 2014

5 de Mayo de 2014
Mucho ruido y... pocas nueces.


Que en pleno siglo XXI, en la era de las tecnologías,sigamos teniendo tanta cantidad de ruido es al menos paradójico.

La otra noche, sobre las cuatro de la madrugada me desperté, o mejor dicho me despertaron unos ruidos que procedían de la calle y que en principio no identifiqué.
Me levanté un poco asustada porque en la hora que era un día laborable no era normal.  Salí a la terraza a ver  que sucedía y, tuve un momento de lapsus porque llegué a pensar que era de día en vez de ser de madrugada.
El ruido era infernal, la claridad deslumbrante. Estaban pintando la calzada.


Una noche sin apenas dormir. Cuando me levanté a las siete de la mañana, me encontré con otro ruido ensordecedor. Este si lo reconocí, el que hace la  máquina que utilizan los del Lipasán para limpiar las calles. 

Así  continuó mi día, ambulancias, motos con el tubo de escape libre, pitadas de coches, los autobuses con el aire acondicionado a todo meter, que del ruido que hacen te dejan sorda, además del chorro que te  cae en la cabeza que te hace salir de él medio tarumba, gritos, teléfonos...

Nos extrañamos de ser  un país que tiene un gran porcentaje de depresiones, personas con estrés, sorderas, dolores de cabeza, migrañas, ansiedad... lo raro sería lo contrario.

A penas le damos valor al silencio, al  relax, al no molestar a los demás, al descanso....
Nos  fastidia si alguien nos llama la atención por poner la música alta, por gritar o porque nuestro coche o nuestra moto superan el ruido que humanamente podemos soportar.
Añadir leyenda

Me parece  estupendo que se prohiba fumar ya en casi todos los sitios, el humo molesta y además es dañino para la salud. Pero, ¿nos hemos parado a pensar lo que perjudica la polución provocada por el  ruido? Me parece que no.

Tenemos derecho al descanso pero, ¿tenemos derecho a exigirlo?

Cuando estás acostada, y eso que yo lo hago bastante tarde, es cuando una parte de la ciudad empieza a funcionar. Los camiones de la basura, que parece que te la están metiendo en tu casa de nuevo. La música de los coches a todo volumen, los gritos de los que han decidido ir de juerga, que después se acuestan y duermen plácidamente sus ocho horas sin que nadie los moleste, ¡y que se atrevan!

Cualquier médico nos podría advertir de los peligros que conlleva para nuestra salud el no descansar como  es debido. El estar en continuo ruido, día y noche.


Todos tenemos la necesidad de no escuchar durante la jornada nocturna, al menos, los ruidos de los que estoy hablando. Tenemos derecho a descansar, a relajarnos, a no tener que tomar pastillas para poder dormir, para no tener dolores de cabeza.

Derechos, derechos....."mucho ruido y ....pocas nueces".




Y.....ahora viene la feria,¡que Dios nos coja descansadossssss!
¡¡¡¡¡Buena noche del pescaíto!!!!!